Desktop beber agua antes de la comidas 500x342

Esto es lo que ocurre cuando empiezas beber un vaso de agua media hora antes de comer

Puesto que tomar más cantidad puede dificultarnos la digestión, no es conveniente exceder ese vaso de agua o incluso medio. Nos ayudará a digerir mejor las grasas y combatiremos el estreñimiento.

Beber un vaso de agua –o menos– media hora antes de nuestras comidas tiene importantes beneficios para nuestra salud.

Destacamos lo de “menos” porque no es recomendable excedernos. Consumir, por ejemplo, medio litro de agua antes de comer supondría dificultar la propia digestión de los alimentos.

via GIPHY

La clave, por tanto, está en tomar una serie de pequeños sorbitos de agua con los cuales favorecer una serie de procesos básicos.

Asimismo, otro aspecto importante es el relativo a si es bueno o no beber agua mientras estamos almorzando, comiendo o cenando.

Te puede interesar: 10 súper alimentos para tu cerebro

Bien, en realidad, no se trata si es “bueno” o “malo”, hablamos, sin duda, de aspectos que son “recomendables”.

Beber en exceso durante la propia alimentación puede afectar a nuestros jugos gástricos. Estos perderían su efectividad a la hora de descomponer los alimentos y de eliminar las posibles bacterias ingeridas con estos.

No pasará nada, por ejemplo, si nos servimos una copita de vino en una cena.

Sin embargo, para optimizar la digestión y cuidar de nuestro bienestar en el día a día, es “recomendable” beber un vaso de agua media hora antes de las comidas.

A continuación, te explicamos todo lo que puedes ganar con ello.

Por qué es recomendable beber un vaso de agua media hora antes de comer

Cada uno de nosotros puede seguir o no este consejo, por una por una razón muy concreta: sabemos cómo funciona nuestro cuerpo y qué le sienta bien.

Por ello y en primer lugar, hay que saber escucharlo, darse cuenta de qué cambios pueden irle mejor y qué hábitos es conveniente dejar de practicar.

Por nuestra parte te proponemos solo que, si no lo haces ya, descubras por ti mismo qué le puede pasar a tu organismo si introduces en tu día a día este sencillo consejo: beber un vaso de agua o menos 30 minutos antes de comer.

Estamos seguros de que no te arrepentirás. ¡No pierdes nada por probarlo durante 15 días!

Te puede interesar: Bebidas que aceleran tu metabolismo



Te notarás con más energía

Beber un vaso de agua antes de comer promueve la correcta hidratación de nuestro organismo.

- Una costumbre tan sencilla como esta favorece el funcionamiento celular y el que nuestro cuerpo disponga de una adecuada energía para iniciar lo más importante de nuestra jornada: la digestión y la correcta absorción de los nutrientes.
- No podemos olvidar tampoco que nuestro cerebro y los músculos son casi un 75% agua, mientras que los riñones y el hígado contienen cerca de un 70%.
- Debemos cuidar en el día a día de ese equilibrio homeostático en el que regular lo que perdemos con lo que ingerimos. De ahí que, tal y como hemos indicado al inicio, no se trata ni mucho menos de tomarnos, por ejemplo, dos vasos seguidos.

Lo más adecuado es beber pequeños sorbos de forma constante, sin esperar a sentir sed. Para ello, esa media hora antes de comer es una de las más importantes.

Te puede interesar: Signos de que tu cuerpo necesita desintoxicarse

Favorecer la pérdida de peso

Todos hemos oído alguna vez eso de que si bebemos un vaso de agua antes de comer perderemos peso. Aún más, que lo perderemos porque, al llenar el estómago de agua, tenemos menos hambre.

Debemos ir con cuidado con estas ideas. Llenar el estómago de agua antes de una ingesta para engañar al hambre puede ser muy peligroso.

Por nuestra parte, te aconsejamos beber solamente un vaso de agua o medio.

De este modo,  lo que conseguiremos con este consejo es “favorecer” la pérdida de peso gracias a cuatro acciones básicas:
- Mejorar la digestión.
- Digerir y eliminar mucho mejor las grasas.
- Combatir el estreñimiento.
- Tener, además, un organismo mucho más limpio.

Como dato interesante te recomendamos añadir un poco de jugo de limón a ese vaso de agua. Verás qué bien te sienta.



Te puede interesar: Desayunos rápidos y saludables para bajar de peso

Una piel mucho más bonita

Beber agua cuida de nuestra salud interna y externa, esa que se ve y se nota a través de la piel.

- Si en el día a día nos acostumbramos a beber agua libre de cal y lo más pura que nos sea posible, garantizaremos el que nuestro organismo se beneficie del agente limpiador y depurativo más poderoso que existe: el agua.
- El oxigeno que nos aporta el agua nos ayuda a tener una piel, elástica y tonificada.

Asimismo, si bebemos ese vasito justo antes de comer, digeriremos mejor los alimentos y conseguiremos, a su vez, más vitaminas, minerales y oxígeno.

Todo ello favorecerá la regeneración celular de nuestra epidermis.



Otros momentos del día en que también es recomendable beber un poco de agua

Además de ese vaso de agua media hora antes de las comidas, te vendrá muy bien algún que otro sorbito en estos momentos tan importantes de nuestras jornadas:
- Cuando te despiertes por las mañanas no dudes en beberte un vaso de agua tibia.
- Antes de darte un baño te vendrá muy bien un poco de agua para reducir la presión arterial.
- Antes de ir a dormir toma alguna bebida para reponer la pérdida de líquidos que puede ocurrir durante la noche.

No dudes en cuidar un poco más de tu cuerpo gracias a los beneficios de esta rutina.

Te puede interesar: La ciencia confirma que lo picante te podría alargar la vida

Comentarios